Escoba en la Wicca

Después de hablar sobre el Athame y el Pentáculo en los número de verano y otoño de 1981, continuaremos esta serie de artículos con la Escoba. La Escoba es probablemente la herramienta más conocida de todas las armas de las brujas.  Las brujas siempre son representadas montando en escobas, volando en escobas y, aún a día de hoy, los reporteros gustan de sacar fotos de brujas con sus escobas para sus periódicos. En este sentido, la Escoba tiene un poder evocador muy real, inspirando sentimientos inquietantes y la sensación de algo mágico.

Escoba en la Wicca

¿Por qué tiene estas cualidades un simple instrumento para barrer? ¿Por qué está tan arraigado a nuestro subconsciente, a nuestro mundo arquetípico, por qué tiene estos poderes?

En este artículo observaremos las diferentes atribuciones de la Escoba y esperamos poder desprender algunos de estos velos que le otorgan esa aura misteriosa.

La escoba es, obviamente, un instrumento de limpieza; pensado para barrer el suelo. La finalidad de limpieza ya nos da algunas pistas. La Escoba es un instrumento de purificación, de limpieza ritual, y una de las costumbres que ha sobrevivido hasta el día de hoy es la limpieza de primavera. Cuando llega la primavera se pone la casa prácticamente patas arriba, desempolvando, barriendo y fregando cada rincón y resquicio, a fin de librarlos de las telarañas del invierno. A nosotros nos pasa algo similar con frecuencia, y nos vemos patas arriba a causa de una gripe o un fuerte resfriado. La función de esta gripe primaveral es básicamente la misma: limpiar nuestros cuerpos de todos los residuos que se han acumulado durante el largo invierno.

La escoba sigue usándose a menudo en la limpieza ritual del Círculo, a veces antes del comienzo del ritual y otras veces como parte integral de algún proceso ritual; como en el ritual de dedicación que fue publicado en el número de invierno de 1981.

Ya hemos mencionado en los dos artículos anteriores que la palabra «arma» no ha de ser tomada literalmente cuando hablamos de las herramientas del Arte. La Escoba, aparte de ser útil para barrer el Círculo físicamente, simboliza nuestra propia limpieza, nuestra propia pureza y añade un tercer aspecto a nuestro carácter cuando trabajamos dentro del Círculo. El Athame indica nuestro control de pensamiento, nuestra habilidad de trabajar con imágenes astrales. El Pentáculo representa nuestro punto de soporte, nuestro contacto con la tierra y, en cierto sentido, también con el Círculo. La Escoba simboliza nuestra Yo interior puro, la parte que permanece siempre completamente desnuda a los ojos de los Dioses, la parte que no podemos esperar esconder con ropa elegante y joyas caras.

Fork and Besom by GlamhagLa Escoba es uno de los mejores ejemplo del concepto «dos en uno» con el que ya nos hemos encontrado en Más Allá de la Escoba. La Escoba consiste en el propio cepillo (femenino) y el «palo» de escoba (masculino). El palo es la parte en la que se aplica la fuerza y después el cepillo transforma esta fuerza en acción de limpieza, dándole una «forma de manifestación» particular. La Escoba es un símbolo de unidad, el masculino-y-femenino-en-uno. Es símbolo de la parte asexual dentro de nosotros, más que de nuestros cuerpos masculinos o femeninos, o de uno de los reinos elementales.

A pesar de este concepto de «dos en uno» parece haber algunas conexiones entre la Escoba y la Vara, la cual es principalmente un arma elemental, atribuida al elemento fue y de un carácter más masculino. Sin embargo, la conexión entre el fuego y las funciones de limpieza y purificación respaldan esta vinculación como algo bastante plausible.

Aún se mantienen algunos fragmentos en la mitología, la lingüística y el folclore, que guardan conexión con la Escoba y el fuego. Harold Bayley, en The Lost Language Of Symbolism, señala esta conexión. «Brahma» significa llama remolineante, saltarina, y los nombres como Brahms, Bram, y también Brighit y Bridget están conectados con Brahma. Brigit es la Diosa Irlandesa del Fuego.

También está conectada a estos nombres la escoba, o el tojo, ese espinoso arbustos con sus preciosas flores amarillas, como gotas de luz. «Gorse» (Tojo en inglés) puede derivar de «ag or se», el «la gran y dorada luz de fuego». Aparentemente también hay una conexión con la zarza, según el Diccionario Inglés de Oxford.

Frazer menciona en La Rama Dorada una costumbre de Bohemia en la que las personas lanzan escobas en llamas al aire para mostrar al maíz cuan alto se supone que ha de crecer. Otra costumbre que ocasionalmente forma parte de la ceremonia de casamiento es la de saltar sobre el fuego, o sobre una escoba, a fin de asegurar felicidad y una larga vida. Nuevamente, podemos ver que la escoba y el fuego son intercambiables y tienen una función purificadora.

La Vara, la herramienta conectada con el fuego, es un instrumento de fuerza de voluntad, que dirige la energía hacia una objetivo en particular. Según la leyenda, antiguamente la vara era el propio palo de la Escoba, con la cabeza esculpida escondida dentro del rastrojo, de modo que el conjunto pudiese pasar por un simple instrumento del hogar, alejando así cualquier posible desastre del poseedor. Las brujas supuestamente «montaban» en escobas o palos de escoba, saltando lo más alto posible para mostrar al maíz cuan alto tenía que crecer. Siempre se cita esta explicación para explicar por qué se representa a la brujas siempre volando en sus escobas.

Aunque es muy probable que la escoba se usase en rituales de fertilidad (después de todo ¡su simbolismo sexual es más que obvio!) debemos de tener cuidado con «explicaciones» que satisfacen a la mente racional cuando estamos tratando de descubrir las raíces de los símbolos que se han sumergido tan profundamente en nuestro inconsciente, como lo ha hecho la escoba.

La mayoría de las veces encontraremos que detrás de un cuento «tonto» se esconden profundas verdades, suponiendo que estemos dispuestos a mirar bien y abordar el rompecabezas con una mente abierta. Y de la misma forma que al lidiar con cuentos de hadas y mitos, con los arquetipos debemos estar preparados para buscar explicaciones que no son lógicas, ya que el propio subconsciente no es lógico, sino que muestra su conocimiento en imágenes de ensueño (¡y todos sabemos cuán lógicos son los sueños!).

En el transcurso de la preparación de este artículo nos encontramos con algunas pistas que, al contemplarse como un puzle, contribuyendo individualmente a cada aspecto de la respuesta, producirá una imagen diferente de la Escoba.

La primera pista del rompecabezas es el hecho de que las brujas son siempre mostradas volando en escobas, mientras que las imágenes de brujas barriendo el suelo son más bien raras. Esto nos lleva a otras pistas que están conectadas con volar, como los famosos «ungüentos voladores» y la sensación de volar de la que han dado cuenta experimentadores de hoy en día al testar estas antiguas (y peligrosas) recetas.

También soñamos muchas veces con volar, o con una larga caída a través de un túnel. Estos sueños están en cierto modo conectados con el arquetipo de «la bruja montada en escoba».

Una segunda pista es el enlace entre la vara, la escoba y el fuego. Las Varas (o los bastos) en el Tarot representan el crecimiento y la agricultura, los nuevos comienzos, el despliegue y brote de algo, y como tales, tienen una conexión con el mundo etéreo, el mundo de las fuerzas de la vida, la «fuerza» detrás de la «forma» de la Naturaleza. Hay muchas conexiones entre el fuego y el sol, y ambos son necesarios para la vida en general. Incluso hoy en día celebramos los puntos de cambio estacional importantes con hogueras y velas.

Nuestra última pista viene de un artículo de Dolores Ashcroft Nowicki sobre la Tabla Redonda de Merlin, de otoño de 1981:

«A ciertas almas poco comunes se les otorga una bendición especial, la habilidad de pasar de un lado a otro de las barreras, los Orgullosos Caminantes, los portadores de numerosos colores, aquellos para los que los niveles no son barreras»…«En Persia, un pequeño fardo de palitos llegado en la mano derecha mostraba estos Magos (algo que ha llegado a nosotros como la escoba del Arte).»

 

Cuando observamos estas pistas como retazos de un tapiz del que la historia no nos ha dejado mucho, ¡podemos ver una imagen muy diferente a la de la bruja saltando de una lado a otro con la escoba! Aquí podemos ver la escoba como un símbolo astral, dando a entender que el portador es un «viajero», alguien que puede viajar a voluntad entre los diferentes planos y, con esta habilidad, es capaz de ayudar a las personas de maneras que son incomprensibles para la mente ordinaria. Si nos percatamos de que en el primer milenio de la Era Común era bastante frecuentes ciertas formas de adivinación y especialmente la habilidad de percibir el mundo etéreo, podemos ver rápidamente cómo es posible que una forma corrompida de la bruja volando en su escoba se hiciese camino hasta su formato pictórica.

Broom by Thomas SchmidtNo mucho antes de que estas imágenes se originases, las «brujas», o más bien los iniciados, eran vistos viajando a través del mundo etéreo en sus cuerpo sutiles y muy probablemente acompañados de su símbolo, la escoba.

Si has leído algo sobre el mundo etéreo, o has tenido alguna experiencia con él, entonces entenderás también donde encaja el «familiar»: la bruja transformándose en animal o en lechuza, por poner dos de los animales más famosos y sagrados para la Diosa.

Con el obscurecimiento de los poderes de clarividencia del hombre, las historias de las brujas volando en escobas se comenzaron a tomar más y más literalmente, ¡incluso hasta el punto de conjeturar que las brujas eran tan ligeras como el vilano para poder lograr tal hazaña! En Holanda aún tenemos las Balanzas de Bruja en Oudewater, donde estas pobres personas eran pesadas para determinar si su peso «concordaba con las proporciones de su cuerpo», para lo cual recibían un pergamino oficial que valía su peso en oro, ya que afirmaba oficialmente que no eras una bruja. Hoy en día aún puedes ir y pesarte, y todavía podrás conseguir una documento oficial ¡firmado por el ayuntamiento! (Servidor tiene uno.)

Lo anterior arroja una luz bastante diferente sobre la Escoba como la más evocativa de todas las herramientas de las brujas, y ahora podemos ver por qué recibió este lugar tan importante en el folclore popular y nuestro mundo arquetípico. Como herramienta tiene pocos usos en los rituales del Arte de hoy en día, algo que puede que intentemos cambiar. Aparte de las connotaciones de limpieza y purificación de la escoba, esta es un símbolo nuestra alma purificada, nuestro Yo Superior si lo prefieres, y esta parte de nosotros aún puede dejar nuestro cuerpo ordinario y viajar a través de los diferentes plano de existencia, aunque pocos de nosotros podemos hacer esto a voluntad y con completa consciencia.

La Escoba es un símbolo del que sentirse orgulloso.

Wiccan Rede, Primavera 1982

Total
70
Shares

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies