Trabajo Ritual | John Waterhouse - Magic Circle

Trabajo Ritual | John Waterhouse - Magic CircleEn discusiones generales relacionadas con la filosofía e información de trasfondo del Arte, a menudo se realizan preguntas sobre el trabajo ritual. ¿Cuál es el objetivo del ritual? ¿Cuán rígidos son los rituales? ¿Puedes escribirlos tú mismo? ¿Cambiar cosas? ¿Qué hay de los idiomas extranjeros? Etcétera, etcétera…
No siempre es fácil ofrecer una respuesta prefabricada y, sin duda, las discusiones sobre el trabajo ritual continuarán durante mucho tiempo. Aunque quizás sea posible probar y establecer algunas ideas que puedan clarificar algunos aspectos; o, al menos, que nos inciten a pensar una vez más.

Existen una gran cantidad de directrices respecto al trabajo ritual, sin embargo, cualquier persona con algo de experiencia se dará cuenta rápidamente de que el trabajo ritual es un método extremadamente personal de trabajar con magia. Lo que funciona para una persona no tiene por qué funcionar necesariamente para otra: uno puede sentirse bien realizando rituales ceremoniales muy elaborados, mientras que otro puede sentirse “cómodo” con algo más simple y directo. Lo importante es que, sea cual sea el modo que elijamos, no perdamos de vista nuestro objetivo ni confundamos el tema. Esto puede parecer un cliché, pero cuando nos damos cuenta de que el objetivo principal de un ritual es crear un enlace en ambas direcciones entre los poderes terrenales y espirituales, no hace falta decir que nuestra intención debe de ser tan clara como el agua. No se debe dejar de insistir en este punto, principalmente para aquellos que comienzan, pero también para las personas que tienen experiencia. 

El trabajo ritual (o trabajar ritualmente) no comienza o termina con un área del templo o círculo especialmente diseñada. Muchas veces las experiencias rituales pueden ocurrir espontáneamente. Lo importante es que se cree un enlace y que la comunicación sea lo más clara posible. Puede ser emocionalmente acentuada o intelectualmente directa, dependiendo de la composición o marco de referencia personales de uno. (Piensa en las diferencias entre la Wicca y la Magia Ceremonial). Una vez el enlace ha sido creado, es posible trabajar mágicamente, celebrar festivales, etc.

El ritual tiende a dirigir nuestra atención, incluso cuando sucede espontáneamente. Nos percatamos de las fuerzas presentes y nuestra concentración es sintonizada con las energía que se han manifestado. Nuestra atención es dirigida a los reinos espirituales. Este es, probablemente, el motivo por el que tendemos a contemplar el trabajo ritual como algo separado de nuestras vida mundanas. En ciertos aspectos esto es cierto, especialmente cuando “planeamos” un ritual; al mismo tiempo, no debemos olvidar que el ritual es una parte integral de nuestra vidas. El ritual tiene una influencia directa en el mundo espiritual y material, y reservarlos para “ocasiones especiales” no es sólo absurdo sino también un rechazo a aceptar el mundo material como un aspecto importante de nuestra evolución y desarrollo.

Si aceptamos la idea de que el ritual es una actividad espiritual a través de la cual la consciencia puede ser elevada, seríamos unos tontos si no aceptásemos la idea de tratar de incorporar el ritual en nuestros vida mundanas.
Creo que todo el mundo estará de acuerdo con que una comida preparada apropiadamente, precedida por un breve periodo de silencio, bendición, etc., y terminada dando las gracias, crea una atmósfera mucho más propicia que una comida apresurada frente a la televisión.

El Ritual del Te | Walata

Hay muchas formas en las que la actividad (espi)ritual puede ser integrada en nuestras vidas diarias.
Muchas veces me he preguntado por qué los adultos en el trabajo industrial no se reúnen durante uno minutos antes de comenzar a trabajar; aunque sólo sea como recordatorio de que somos personas con capacidades y sentimientos humanos.

Puede sonar muy poco práctico (y para muchas personas una locura) y, aún y todo, estoy segura de que ayudaría a alimentar el sentimiento de compañerismo; un sentimiento que, lamentablemente, falta en nuestra sociedad

Un ritual, por lo tanto, tiende a hacer a uno consciente. La claridad del objetivo, como he dicho anteriormente, es de vital importancia. Soñar despierto o hacerse ilusiones puede funcionar en ocasiones, pero es un método de trabajo desordenado. El ritual tendrá menos probabilidades de resultar exitoso si el objetivo no está claro. Concretamente dependerá de una visión clara, y un pensamiento y sentimiento claros. La visualización puede ser extremadamente útil para clarificar una situación en particular (y en la vida diaria es una técnica de valor incalculable para recordar u organizar cosas).

Aunque también es importante saber donde se encuentra uno. Conocer nuestras limitaciones y capacidades es importante, tan importantes como la habilidad para ser honesto con uno mismo.

La persona que piensa que puede realizar el ritual más intricado exitosamente sin ninguna introspección y experiencia, se va a quedar impactado y, en ocasiones, irreparablemente. La vanidad y la arrogancia pueden ser los obstáculos más devastadores, y ocultarán la visión y el objetivo final.
El “enlace” a menudo es un trillado sendero en el astral (piensa en el pathworking). Una persona con experiencia sintonizará más rápidamente y encontrará el camino. Con los rituales tradicionales el sendero está bien señalado y es posible que la intuición nos dirija y cause un cambio en el escenario ritual. A menudo escuchamos que “aquello que creemos que es correcto” es una buena directriz, pero debemos de ser conscientes de lo siguiente. Puede haber muchas tentaciones, y lo que creemos que es correcto, puede no serlo al final.

Un ritual puede ser comparado con una receta, con un procedimiento prescrito y una lista de ingredientes. Si a mitad de camino uno decide omitir cosas, añadir nuevos ingredientes y alterar el proceso, la tarta puede acabar siendo un desastre o incluso acabar de forma muy diferente. ¡Podemos acabar con una bizcocho en lugar de con una tarta de fruta! En otras palabras, debemos de tener cuidado con que la intuición no nos lleve por mal camino.

Esta es una de las razones por las resulta imprudente mezclar dos rituales (o dos formas rituales). Esto también aplica a dos sistemas, como los sistemas occidental y oriental. Tales combinaciones pueden ser extremadamente confusas. Es como estudiar dos idiomas extranjeros al mismo tiempo. Sin embargo, no hay razón para combinar sistemas complementarios como las Runas y el Tarot. La dificultad surge cuando el cuerpo (vida) etéreo ha de hacer frente a dos marcos de trabajo diferentes, por ejemplo, los métodos de meditación occidentales y orientales. Al cuerpo etéreo tiende a gustarle un orden particular y revolotear de un conjunto de referencias a otro puede causar desórdenes físicos y, en casos extremos, daños al cuerpo astral. Son necesarios sentido común e integridad si decidimos intentar rituales de un orden diferente. También debemos considerar al grupo. Puede que seas lo suficientemente avanzado como para ser capaz de trabajar con, por ejemplo, otras formas divinas, pero otros pueden no serlo. Por supuesto, no debemos tener miedo de probar cosas nuevas, pero una cosa cada vez, y después elegir la que parezca apropiada.   

Prayers are always heard | por Sundaram Ramaswamy

Los rituales tradicionales son a menudo compactos y carentes de elaboración. No hay una objeción real a rellenarlo si te sientes más poético, sin embargo se mantiene la regla de oro: “¡No confundas el tema!”
Lo que nos vuelve a llevar a la cuestión de componer rituales. Una persona experimentada “sabrá” qué se requiere, y si se da una situación en la que no hay rituales (escritos) transmitidos, puede ser necesario componer un ritual. En cierto sentido los rituales no son “escritos” en el sentido normal de la palabra. En el caso del Arte especialmente, en ocasiones es dolorosamente evidente que se trata de una tradición oral, y que no importa lo bien que estemos entrenados intelectualmente, podemos no entender y fallar a la hora de comprender la esencia de un ritual en particular. (De hecho, ¡ser un “intelectual” puede ser un obstáculo enorme!)

Una determinada situación también puede requerir un ritual hecho por uno mismo: poco espacio, tiempo, encontrarse dentro de casa, etc. Es necesario “sentir” de antemano qué se requiere. Un guión puede ser suficiente para provocar ciertas reacciones. En este sentido el ritual se desarrollará espontáneamente. Sin embargo, este acercamiento requiere ser completamente consciente de qué está pasando y tener la sensibilidad para seguir la secuencia.

Escribir o componer un ritual es una experiencia creativa, y vale la pena el esfuerzo. Es un valioso entrenamiento y puede mejorar nuestra percepción de varios niveles de energía. Sin embargo (volviendo nuevamente a la regla de oro) no pierdas de vista tu objetivo y termines glorificándote a ti mismo como “¡el regalo de los Dioses a la poesía!”

Después de todo, la participación activa es muy diferente a la indulgencia personal. 

En ocasiones los cambios en un ritual pueden ser necesario, por ejemplo, si estás viviendo en una parte diferente del mundo como Australia. Antes de cambiar estas cosas debemos estar seguros de por qué es vital. También debería de haber consenso mayoritario si hay un grupo relacionado. Si una de las personas del grupo no está de acuerdo con el cambio, habrá conflicto; si no es a nivel personal, lo habrá a nivel astral. Han de considerarse cuestiones como: ¿El cambio altera la polaridad? ¿Es un cambio vital? ¿O se cambia por cambiar? La innovación puede ser creativa, nada permanece inalterado, y esto también es así con los rituales.

En este mismo tema de los cambios, también se nos suele preguntar sobre la traducción de los rituales, viviendo en Holanda. Es una pregunta difícil de contestar. Por un lado todo debería de ser comprensible. No deberían de usarse, como regla general, palabras que no son familiares. Realmente la lengua materna de uno es la elección más obvia y natural, ya que uno puede entender de inmediato qué se está diciendo.
Por otro lado (la situación holandesa) ¿cómo se adapta uno a los rituales existentes de un país extranjero?
¿Continúa hablando en inglés, corriendo el riesgo de no entender, o traduce y corre el riesgo de alterar el significado? La situación ideal sería experimentar el ritual en el país y el lenguaje aplicable a fin de “sentir” qué sucede, y después traducir. La traducción probablemente no sea literal porque un está realmente traduciendo el sentimiento subyacente del ritual. (¡Cualquier que haya leído una mala traducción de Goethe sabrá exactamente a qué me refiero!) Lo importante es recrear el sentimiento despertado. El tono y la expresión son a menudo tan importante como las propias palabras. Si una palabra no puede ser traducida, sería más apropiado usar la palabra original y aprender su significado. La Wicca en particular no es un círculo literario, y uno no debería quedarse estancado con cuestiones como  “si es o no gramaticalmente correcto”. La intención es lo más importante y, a menudo, el lenguaje simple y directo es el más poderoso y emocional. Esta pureza y simplicidad es incluso más perceptible en un ritual en el que hay un gran número de personas presentes.

Y, cuando se trata de esto, volvemos a toda la cuestión de “¿cuál es el significado del trabajo ritual?”. En última instancia, el ritual es la creación de un ambiente en el que las fuerzas divinas puede conversar con nosotros y viceversa.  En ocasiones lo Dioses eligen contactarnos, a menudo en los momentos más extraños, y en otras nosotros tomamos la iniciativa.

Lo importante es que seamos capaces de reconocer el enlace que es creado, y seamos capaces de participar en esta comunicación.

Hay muchos aspectos del ritual que no han sido abordados en este artículo. Es una basta y apasionante materia y, con suerte, algunos de los puntos anteriores estimularán a uno hacia nuevas consideraciones.

Wiccan Rede – Primavera 1987

Total
7
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies