Rede Wicca

Rede Wicca

A menudo, cuando la gente se acerca a conocer un poco más sobre el Arte, nos tomamos el tiempo de pasar más o menos una tarde para discutir otros aspectos más allá de los rituales y el trabajo mágico. ¿Qué significado tiene el Arte en nuestra vida diaria? ¿Cómo lidiamos con los problemas diarios pero, al mismo tiempo, con cuestiones importantes que son parte de la sociedad de hoy en día?

Witchcraft por Felideus

Constantemente este tipo de discusiones están relacionadas al principio con la ética. Pero la ética, o unas cuantas directrices, no son suficientes. A largo plazo, es importante que los ideales paganos impregnen la totalidad de nuestras vidas, porque sentimos que ese es el único camino para manifestar de forma efectiva nuestros ideales en un sentido práctico. El Arte es algo más que una religión; especialmente por el aspecto mágico, que nos permite ser prácticos, estar con los pies en la tierra, intentar ayudar a personas, solventar problemas, etcétera. Para nosotros, el Arte es un modo de vida. Esto no quiere decir que todas las brujas lleven el mismo tipo de vida, ni que todas las brujas estén de acuerdo en cada tema social o político; todo lo contrario. Lo que significa es que las brujas, como conjunto, se toman su religión lo suficientemente en serio como para tratar de vivir en base a sus creencias cada día, y dejar que esas creencias les guíen en muchos momentos importantes y decisivos. La Rede Wicca, la cual es el núcleo de nuestras ideas sobre la ética, es bien conocida. He aquí una versión ligeramente más elaborada:

 

 

“Seguir la Ley Wicca debes
En Perfecto Amor, en Perfecta Confianza.
Ocho palabras conforman la Rede Wicca:
Haz tu voluntad, mientras que a nadie dañe
A menos que sea en propia defensa,
la ley de tres ten siempre en cuenta.
Sigue esto en alma y cuerpo,
Y feliz sea tu partida, feliz tu encuentro.”

 

 

 

Hay dos conceptos en lo anterior que son importantes: la Rede Wicca (Haz tu voluntad mientras que a nadie dañe) y la Ley de Tres (lo que envíe una persona volverá a ella por triplicado). Comparado con otras religiones, que agobian al creyente con listas de diversa extensión llenas de “qué hacer” y “qué no hacer”, esto puede no parecer mucho. Por otro lado, para alguien que está preparado o preparada para usar su sentido común, su propia sabiduría innata, y que trabaja conscientemente con su desarrollo espiritual, es más que suficiente. Podemos encontrar un tercer concepto, relacionado con estos dos puntos de vista éticos y especialmente útil en la vida, en el propio nombre de nuestra religión: Brujería (en inglés: Witchcraft), traducido como “El Arte del Sabio” (en inglés Craft of the Wise, Wisecraft). Implica un arte, una habilidad; conocimiento, así como maestría práctica, utilizada por gente sabia. Ahora bien, “gente sabia” puede sonar algo presuntuoso para muchos de nosotros, de modo que normalmente se desarrolla como “personas que tratan de usar la sabiduría que todos tenemos, siempre y cuando uno la busque”.

Wicca Apples por Sinjy and SadieEstos tres puntos pueden contemplarse como la esencia del Arte en lo que se refiere a su relación con la vida diaria. Hoy en día ya no resulta práctico convertirse en un ermitaño, completamente apartado de la sociedad. Pero, incluso si esto fuese aún posible, no es ciertamente algo por el que Arte abogue. El desarrollo espiritual no es algo a buscar únicamente para uno mismo: sólo es de valor en tanto que mejore nuestros talentos y habilidades para ayudar a otras personas que necesiten nuestra experiencia. Es un “medio”, no un “fin” en sí mismo. A menudo estos talentos llevan consigo felicidad, cuando uno es capaz de ayudar a personas de forma positiva y aportar algo felicidad a la vida de uno. En otras ocasiones pueden resultar una carga, cuando las nuestras habilidad o nuestro tiempo son demasiado demandados. Y podrá haber momento de dolor, cuando sea necesario ayudar a alguien a través de una época triste y dura de su vida. Sin embargo, en cualquiera de lo casos, nuestro propio código ético no guía en nuestros caminos.

Pero llega un momento en el que podemos preguntarnos ¿Eso es todo? ¿Es este el final de nuestra implicación en la vida diaria y el siglo XX? ¿O el Arte implica algo más? ¿Puede tener un significado real para nuestra mundana, excitante, aburrida, tranquila o desordenada vida? ¿Nos dice la Rede Wicca qué votar? ¿Qué leyes promulgar? ¿Nos ayuda a decidir sobre importantes asuntos económicos? ¿Qué escuela escoger? ¿Nos insta a erradicar otras religiones y visiones del mundo? ¿Condona la manipulación genética? ¿El sexo libre? ¿Nos dice que debemos esperar que otros se comporten de acuerdo a nuestros propios códigos? ¿Implica que todas las brujas creen “de forma natural” en esto o aquello? ¿Lleva la Rede Wicca a la producción masiva como una forma efectiva de gestionar los recursos? ¿Usan las brujas ordenadores y otro hardware de alta tecnología o vuelven al uso de la pluma? Y, en ese caso ¿qué pasa con todo esos gansos?

El mundo actual está lleno de preguntas pero no mucha gente se toma el tiempo para pensar sobre ellas seriamente. Normalmente nuestros propios problemas son más importante. Aún y todo, puede ser interesante echar una vistazo más de cerca de la sociedad actual, con nuestra propia Rede Wicca en mente.

Perisoreus canadensis alimentandoEn un mundo que estuviese habitado únicamente por brujas y brujos, la Rede Wicca, o algo similar, estaría en el propio alma de la sociedad. Las leyes, las estructuras socio-económicas, los días festivo, la moral, la etiqueta básica… todo se reflejaría en esta idea central. De hecho, si te pones a pensar en ello, puede resultar bastante complicado y enredado, de modo que antes de comenzar barajar algunas ideas puede que sea buena idea enunciar un hecho bastante obvio. Esta hecho obvio es que todos nosotros, sin excepción, crecemos en esta defectuosa sociedad. Y, lo queramos o no, todos tenemos normas y valores que son parte de esta sociedad. Ahora bien, sólo conservamos estas normas y valores mientras tengan sentido. Siempre y cuando nos sintamos cómodos usándolas: para complacer al prójimo, evitar el conflicto, o incluso “de forma natural” porque no nos damos cuenta de que es posible hacer las cosas de forma diferente. Había una vez una tribu en la que el único tabú antes del matrimonio era comer juntos. Se animaba a tener sexo tan pronto como los niños hubiesen llegado a la pubertad. Perfectamente normal, sano y natural ¿no crees? Observa el mundo animal; allí es más o menos lo mismo. Es sólo cuando los animales comienzan a anidar cuando comienzan a cuidar del otro y a alimentarse unos a otros. (¡No te rías! ¡Lo digo en serio!) Ocasionalmente descubrimos que tenemos costumbres que son incluso cristianas, y puede que tengamos que enfrentar el hecho de que no concordarían con una sociedad “pagana”. De modo que, habiendo expuesto lo anterior, podemos volver a nuestro mundo brujeril. ¿Cómo abordamos el pensamiento sobre estos temas? ¿Qué “principio general” podríamos usar para guiar nuestras visiones e ideas? Para los cristianos, los 10 mandamientos serían un buen comienzo; o los ideales éticos predicados por el modo en el que Jesús vivió su vida. Para los paganos y las brujas o brujos, sería obvio elegir la Rede Wicca, que predica por la libertad individual al mismo tiempo que el respeto por la otra persona. También podríamos usar la Naturaleza como nuestro ejemplo, o el Encargo. O todos estos.

New Harmony por F.BateEl tipo de sociedad que una podría visualizar sería, probablemente, una sociedad muy fluida, y en constante cambio y desarrollo. La libertad individual y la responsabilidad personal serían de extrema importancia. Por cierto ¿la creencia en el Karma y la Reencarnación aboliría todos los tipos de pólizas de seguro? Las escuelas educarían a los niños para convertirse en adultos bien adaptados dentro de la asociado, con un visión saludable de la vida y el desarrollo espiritual. La libertad individual implica forzosamente un gobierno descentralizado; organismo locales que puedan lidiar eficientemente con problemas y necesidades locales. Ningún individuo es igual, y el crecimiento, florecimiento, fructificación y muerte naturales de las empresas individuales necesitan el espacio que se merecen. La sociedad sería similar a nuestro sistema de covens actual: pequeños grupos con pocos vínculos jerárquicos, pero con un intercambio bastante libre de información y miembros. El compromiso de los miembros hacia las comunidad y el sentido de la responsabilidad serían maximizados. Podría ser comparado como una expansión de la zona rural: bosques, prados, arroyos, claros, páramos; cada uno con su propio carácter, cada uno con diferentes posibilidades y oportunidades. Un gobierno central resulta bastante imposible debido a la diversidad de las situaciones. Además, conectando a las comunidades, existiría una compleja red de comunicación y servicio, comprable al mundo animal y el de los insectos, contribuyendo al bienestar de varias comunidades al mismo tiempo, por ejemplo, proveyendo transporte de bienes y personas.

¿Funcionaría? ¿Lo querríamos? ¿Hay ideas en lo anterior que no te gusten a ti como pagano? ¿Implicaría una gran presión social y de grupo a “conformarse o marcharse”? ¿Necesitaría protección de otros países, ya sea para prevenir la anexión o prevenir la absorción económica? ¿Existirían aún esos países? ¿Aceptaríamos el profundo compromiso puesto sobre nuestras espaldas por una sociedad así? ¿O estamos bastante contentos con la sociedad impersonal de hoy en día en la que podemos mezclarnos con las masas y “hacer nuestras cosas” silenciosamente? No puede contestar a esta preguntas por ti. Y, por bueno que pueda ser teorizas sobre diferente sociedades, o leer sobre ella en las numerosas novelas de ciencia-ficción y fantasía que rebosan ideas como estas, cuando el teléfono suena o el reloj da las 5, normalmente nos damos cuenta de que tenemos que regresar a lo que tenemos entre manos: contestar al teléfono, hacer te, o lo que sea. En general, seguir con nuestras vidas. ¿O…?

Opinionated por Chris Coleman¿Qué pasa cuando hemos pasado 50, 60 o 70 años “en general, siguiendo con nuestras vidas”? ¿Hemos pasado el tiempo celebrando felizmente los esbats y sabbats, haciendo magia para amigos y familiares? ¿O teníamos un par de ideales pendientes de la adolescencia que valía la pena conservar; y trabajar en ellos? ¿Hemos hecho una proclamación con nuestra religión, o ha sido una mera afición?

Cada vez que surgen este tipo de preguntas somos constantemente arrastrados al mundo de la política. Esto no es ninguna sorpresa ya que cada religión y cada visión en la sociedad tiene sus implicaciones práctica: algo que decir sobre cómo vivir, qué hacer, qué no hacer; alfo sobre el “paraíso o la tierra”, o la “utopía”, etc. Pero, a no se que estemos dispuestos y seamos capaces de hacer algo al respecto, y de unirnos a uno o dos comités o incluso partidos políticos, cuestiones como estas se quedarán a menudo como lo que son: sólo cuestiones.

De modo que ¿cuál es el objetivo de este ejercicio? El título de este artículo puede darte una pista: “A menos que sea en defensa propia…”. Creo que puede ser importante (en ciertas ocasiones, claro está) echar un vistazos a nuestras actitudes e ideales en lo que se refiere a nuestra vida diaria, políticas, y demás. Pues es una de las cosas que pueden explotar cada vez que las “políticas” interfieran en tu vida, y que aparezcan ad hoc y después de las defensas y razonamientos factuales por las que uno no está de acuerdo con algo. Es mucho más difícil tener una visión positiva de cómo quieres que sea la sociedad (y me refiero a una visión realista, no ilusiones). Con una visión tan positiva en mente es posible ser activo, crear algo nuevo, en lugar de limitarse a deshacerse de lo antiguo e incorrecto.

Peace and Love por The-Feline-NinjaY, aparte de la sociedad, también podemos mirar más de cerca a nuestra propia comunidad pagana y comparar la práctica con los ideales que tenemos. ¿Respetamos realmente las opiniones de otros? ¿O sólo las respetamos si están lo suficientemente cerca de las nuestras? Cuando los recién llegados se unen a un grupo ¿se les anima a unirse a Greenpeace o al CDN (Campaña de desarme nuclear) local? ¿Se espera que sean del tipo de personas vegetarianas que no fumen ni salgan a beber? ¿Se espera que se disculpen por su carrera militar? ¿Se les aplaude si son matronas? ¿Te tomas tu “religión de la fertilidad” en serio o estás a favor de una acercamiento más puritano? ¿No piensas en romper algunos tabúes aquí y allá, o “respetas las necesidades de aquellos que pueden no estar tan lejos”? Y ¿es esta afirmación cierta o sólo una tapadera? ¿Tu grupo está compuesto de las típicas personas blancas, de clase media, urbanas y heterosexuales, o es más variado en color, éxito y preferencia?

Nadie ha dicho que la brujería sea una religión fácil de poner en práctica. Cuantas menos reglas tiene uno, más tiene que pensar por si mismo. No estoy sugiriendo que tengamos siquiera una sola de las respuestas a todas estas preguntas; no estoy sugiriendo que no tengamos una “presión de grupo” a la que ajustarse. Normalmente está enmascarada tras la afirmación “No me puedo llevar bien con él/ella” ó “Él/Ella no encajaría dentro de nuestro grupo”. Una forma fácil de mantener el cambio fuera de tu vida. Lo que estoy sugiriendo es que en ocasiones podemos mirar más de cerca nuestras propias actitudes y apreciarlas por lo que son: simplemente actitudes. En la mayoría de los casos poco tiene que ver con el Yo Superior, sólo con conveniencias. Al entender estas actitudes podemos obtener una mejor perspectiva de la influencia que tienen en nosotros también como personas.

Hay una línea divertida en la Ley Wicca que cité al comienzo de este artículo. Dice: “A menos que sea en propia defensa…”. Ahora bien, todos sabemos que las brujas no deben dañar a otros, y que hay formas y medios a través de los cuales librarte de personas que interfieren con tu vida sin que reciban daño alguno. Pero ¿cuántas veces nos involucramos en la defensa propia a nivel mental; defendiendo nuestras ideas o puntos de vista frente a otra persona? ¿Cuántas veces nos sentimos amenazados por otras cuyos estándares morales difieren de los nuestros? Y ¿cuántas veces hacemos daño realmente negándonos a escuchar las ideas y opiniones de otra persona, simplemente porque son diferentes de las nuestras? Y ¿por tanto denegando su propias espacio vital individual? ¿Cuántas veces encontramos necesario dar la espalda a buscadores para preservar nuestra propia integridad? ¿Cuántas veces nos limitamos a tener un contacto mínimo con personas y covens cercanos porque “tienen sus propia forma de hacer las cosas”?

El Arte es una gran trampa, a pesar de toda su ausencia de dogma. La trampa es, precisamente, la ausencia de dogma. El Arte es tan abierto, tan libre, tan parecido a una religión-búsqueda del tesoro que, en la practica, cada bruja puede seguir creyendo en aquello que siempre ha creído, y ser bienvenida. ¡Tus creencias no tienen que cambiar para convertirte en una bruja (o brujo)! Siempre y cuando puedas encontrar una explicación razonable y sensata, no habrá problema alguno. ¡Incluso los cristianos pueden convertirse en brujos! Si tienes problemas con ello, simplemente usa la Cábala para ordenar las cosas. Y si no estás de acuerdo, me encantaría escuchar qué tuviste que cambiar para convertirte en una bruja o pagano.

Coventry por Martin Sharman

Es bien sabido que no todo es siempre perfecto entre las diferentes facciones del Arte. Y también puede verse lo mismo en otras corrientes espirituales. Allí donde las creencias se ponen en práctica, hay también personas que se comprometen a esas creencias; y es este compromiso el que se ve amenazado por otros que piensan de forma diferente. Y cuanto más cerca estén de nosotros, más amenazadores resultan. ¿Por qué sino habría tropecientas iglesias con tropecientas “fes” verdaderas? ¿Por qué si no habría verdaderos y falsos rosacruces? ¿O sistemas astrológicos verdaderos y falsos? No creo que el Arte sea muy diferente, aunque si tenemos una tendencia a dejar que el resto siga con lo suyo. Y, aunque este artículo ha sido un poco exagerado en ciertos momento, creo seriamente que tenemos un buen ejemplo para mostrarnos también a nosotros cómo lidiar con estas situaciones: la naturaleza. La naturaleza puede mostrarnos que las diferencias son esenciales para que las especies sobrevivan; así como el hecho de que algunas diferencias se presentan a raíz de circunstancia y condiciones locales. Creo que es importante mirarnos de cerca de nosotros mismos en determinados momentos; no sólo como personas sino también como paganos dentro de la comunidad pagana global, e intentar comprender qué es esencial y qué es simplemente una “variación local”. Porque si uno llega al fondo de las cosas: “Haz tu voluntad, mientras que a nadie dañe” ¡dejar de ser una excusa para no cambiar!

 

Total
33
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies