Ortodoxia: Fe correcta, la doctrina correcta (del griego)

Ortopraxis: Práctica correcta, la acción correcta (del griego)

 

En la sociedad occidental, la gente está generalmente acostumbrada a un punto de vista sobre la religión: la del cristianismo. El cristianismo, en todos sus gustos, es una fe ortopráxica y ortodoxa. Esto significa que la religión en sí misma está definida en cada aspecto. Hay reglas sobre cómo rendir culto, pero también hay reglas sobre cómo pensar o sentir respecto a la forma en la que una persona rinde culto. Como resultado, las discusiones sobre interpretaciones personales del ritual y los puntos de vista, como la forma la forma o el significado de lo divino, son desalentadas por los escalones superiores de la Iglesia. El nivel de responsabilidad que una persona tiene dentro de la creación está normalmente dispuesto de forma clara, como lo está la razón de nuestra existencia en este planeta. Esto da lugar a una actitud relativamente dualista: en la vida existe lo correcto y lo incorrecto para la mayoría de las situaciones, con muy poco margen para un área gris. 

La Wicca es diferente. La Wicca es una sistema de creencia exclusivamente ortopráxico. La forma en la que trabajamos, en la que practicamos, está definida, pero la interpretación personal del devoto permanece indefinida. La forma en la que se estructuran los rituales es escrita, pero el significado de los rituales no es definido por nadie. Es una de las razones por las que el libro que contiene los rituales es denominado Libro de las Sombras: contiene la base de los rituales, el texto, pero es imposible poner por escrito el verdadero ritual porque es la experiencia personal lo que importa. Obviamente, la experiencia personal varía de persona a persona, de modo que simplemente no puede ser puesta por escrito.

Ortopraxis | Serting Waterfalls in Mono - Fadzly Mubin

Este punto de vista fue exactamente la razón por la que me sentí como en casa con el Arte desde un principio. Tengo un trasfondo judío, y el judaísmo es en gran medida ortopráxico. La forma en la que se hacen las cosas durante el servicio en la sinagogas es puesto por escrito, pero varía enormemente entre comunidad y las tradiciones locales pueden ser incorporadas libremente. En el Judaísmo el cuestionamiento de la Biblia y el Tzadikim (hombre sabios) es casi visto como una obligación mas que como algo que esté mal o sea inconveniente. El concepto de Lernen (aprendizaje), en el que los judíos se sientan, discuten y argumenta los textos sagrados, es un fundamento importante de nuestra cultura. Y nadie te preguntará nunca en una sinagoga cuál es tu punto de vista sobre lo Divino, ya que es tu responsabilidad, por completo. Incluso hay muchos devotos judíos que son ateos, pero que practican porque les ofrece una conexión con sus ancestros y cultura. Es también la razón por la que no tengo problemas al combinar mi práctica judía con mi sistema de creencias Wiccano, aunque soy estricta en cuanto a no practicar ambas al mismo tiempo.

A menudo supone un gran cambio para la gente que llega por primera vez a la Wicca. He pasado muchas noches sentada con estudiantes frustrados simplemente porque no podía darles la respuesta “correcta”. «Pero ¿cómo se relacionan los Ocho Festivales con la Rueda del Año exactamente? Porque todos esos libros ofrecen respuestas diferente…»,«Pero ¿cómo está la Diosa de la Wicca relacionada con las diosas locales exactamente?». Todas estas preguntas se encontraron con la misma respuesta: «Bueno, depende. ¿Cómo lo ves tú?».

En ocasiones el hecho de que no haya respuestas “correctas” se confunde con el hecho de que puedas hacer lo que quieras en la Wicca. Es no es el caso, en absoluto. El hecho de que la Wicca sea ortopráxica significa que no hay una práctica definida, una manera definida de trabajar. Por ejemplo, si se utiliza un ritual diferente durante la iniciación, la iniciación podría ser igual de efectiva, simplemente no sería una iniciación de la Wicca. La Ortopraxis no significa que “todo vale” o que cada vez que realices un ritual necesites adaptarlo y cambiarlo.

Ayudo a mis estudiantes ofreciéndoles diferentes puntos de vista posibles que otros en el Arte han compartido conmigo a través de los años. Me es imposible darles la respuesta única y correcta, simplemente porque no existe una. Además, para empezar ¡no debería de haber una! Una de las habilidades esenciales de una Sacerdote o Sacerdotes es la de buscar sus propias respuestas e interpretaciones sobre lo que los Dioses y la Vida esperan de ellos. Estas respuestas deben de estar bien pensada y equilibradas; este es el requisito principal. Es lo que hacemos como Sacerdotes: reconocemos lo que ha de hacerse en nuestras vidas, cuando llegar a otros y cuando no hacerlo, y ayudar a otros a realizar sus propias interpretaciones de lo que es necesario en sus vidas. Estas interpretaciones pueden incluso ser diametralmente opuestas a sus propias respuestas, pero pueden ser tan verdadera y valiosas como cualquier otra respuestas.

Puede dar miedo acabar en un reino en el que no existe lo correcto o lo incorrecto, ninguna clara directriz que aporte seguridad. Es una parte esencial (si no la más esencial) de la Wicca y, en mi opinión, antes de que una persona sea considerada para la iniciación, esta debe de sentirse completamente cómoda con el concepto.